El Pendrive de Bocha

Paradoja existencial



Muchos tienen una imagen errónea de mi, muchos creen y hasta afirman con total firmeza que soy una persona de ideologías claras, concisas, bien determinadas. Pero no es así, si bien me manejo con ideas asumidas e indiscutibles para todos aquellos que sean externos a mi bella persona. Eso no significa que existan posturas y pensamientos que no me dejen conciliar el sueño, que me mantengan en la duda, en la incertidumbre.

Los hay y llegue a considerarlos paradojas, hechos, sucesos que ocultan una contradicción. Que no responden a la lógica, si es que existe una legitima lógica. Por ahora se me presentó solo una, a la cual le pude plantear cierta suerte de solución o explicación.

Y me anticipo a una futura critica, considerar paradoja a un pensamiento que no termine de descifrar es resultado de la enorme defensa que hago sobre mis ideologías, del poderoso escudo de argumentos que envuelve cualquier idea que pronuncien mis labios. Es así gente, solo yo tengo la razón... SIEMPRE.

Justo de esto ultimo se desprende la paradoja que hoy les presento. Amar, defender y considerar correctas mis ideologías por sobre todas las demás, pero, no valorar mi persona ni un poco. ¿Vieron? resulta contradictorio, considero mis pensamientos por sobre el de ustedes, pero mi persona no está a la altura de los demás, no llega, es una basura, una maldita mierda que nadie respeta. Y está bien que no la respeten, si total no vale ni un patacón.

Si tomamos en cuenta que soy una persona egoísta (concepto que desarrollare más adelante), no cabe duda que es aun más contradictoria. Porque siendo egoísta y defendiendo a muerte mis ideologías, lo normal seria que idolatrara a mi persona, lo cual no hago, como dije unas lineas más arriba, ME ODIO.

A esta problemática le intente esbozar una explicación, pero como no la considero suficiente, digamos que es una solución parcial del tema. Ese odio que siento puede ser por los rasgos sociales que capte de mi contexto, uno claramente superficial, en pocas palabras, el odio se origina por ser superficial. No es algo que tengo bien en claro, pero si no me considerará superficial, estaría siendo un hipócrita. Tengo actitudes para conmigo que reflejan este carácter, más que actitudes, acciones, aunque prefiero no darlas a conocer.

¿Por qué la solución es parcial? Porque no es correcto echarle la culpa a la sociedad por un actuar propio, si bien la sociedad hace al individuo, el individuo también hace a la sociedad. Entonces, hasta que no encuentre un motivo diferente que origine esta paradoja, será mejor concluir el tema aquí. 

No hay comentarios:

© 2011 / 2016 » El Pendrive de Bocha » Plantilla creada por Bocha Volver arriba