El Pendrive de Bocha

Me voy, a vivir la vida, con vos


Hace algún tiempo sostuve firmemente que todos los posts destinados a esta sección del Pendrive serian pura y exclusivamente anónimos, dirigidos a personas concretas, pero sin dar sus nombres a conocer. Hoy hago un apartado, me distancio de dicha afirmación y esbozó unas líneas dedicadas a una persona muy especial en la vida que llevo por estos días. Con el motivo de, envidiable para muchos, cumplir 8 meses, te escribo lo siguiente:



En nuestra intimidad debe ser una de las cosas que más veces te dije, mi vida dio un giro al conocerte. Si bien muchas de las personas de mi entorno pueden dar fe de ello, pocos son los que en verdad ven la enorme diferencia entre ese pasado oscuro lleno de rutinas dramáticas, abundante productividad y muy pocas alegrías; Y este presente feliz, con la cabeza en el aire y continuamente puesta en los detalles, todos dedicados a vos.

Y es que de eso se trata mi vida hoy, una vida que no imagino fuera de tu persona, y de todo lo que ella representa. Me la paso continuamente delineado formas, frases, acciones, hechos, salidas, lugares, regalos, todo detalladamente para buscar una sola cosa, tu felicidad, tu sonrisa, que se reflejan pasando a ser mi felicidad, mi sonrisa, y por ende, nuestra felicidad y nuestra sonrisa.

Te miro y veo muchas cosas: las que hicimos, las que hacemos y, lo que no siempre logran en mi, las que haremos. No hay sensación más hermosa en el mundo que mirar a la persona que uno ama, y proyectar una vida juntos. Haciendo viajes, viviendo juntos, armado una familia.

Continuamente jugamos con la proyección, una prueba cabal de ello son nuestros hijos, que si bien no existen físicamente, ya tienen nombre, padrinos, madrinas, colegio al cual asistir, equipo de fútbol y alguna otra cosa que me debo estar olvidando, pero que seguramente recordaré en otro de esos momentos que transito a tu lado mirando hacia adelante, imaginando que pasara, jugando con nuestro futuro amor.

Te digo mi cielo, te llamo mi vida, y esto no es un simple decir, denota algo que no debe dejarse pasar como una forma de llamar. Es mucho más que eso, va mucho más allá: el mi cielo, por ser mi horizonte, veo mi exterior y ahi te veo. El mi vida, por ser una parte inseparable de lo que hago cotidianamente, del conjunto enorme de prácticas, hábitos, horas y pensamientos que conforman mi vida, mi interior.

El amor para mi es una responsabilidad, y mientras mayor sea dicha responsabilidad, mayor será el temor por perderte, pero también no hay que olvidar, mayor es la satisfacción de tenerte. Todo es perfectamente proporcional. El truco está en encontrar un equilibrio entre responsabilidad-temor-satisfacción. Claramente no se logra este equilibrio, sería pretender mucho, pero lo que sí sucede, y está a la vista, es que habra dias donde sea mayor la responsabilidad, otros donde lo que predomine sea el temor, y otros por supuesto, donde la satisfacción sea la reinante. Es amor, es asi, no pretendo cambiarlo, aunque si, que casi siempre sea la satisfacción la que maneje nuestras decisiones juntos, donde la mayor parte de nuestro tiempo sea feliz, con risas y plagados de hermosos momentos.

Deseo llevar esto último a la práctica, que no se quede alojado en un monton de lineas, que cobre vida, que exista en la realidad. ¡Por eso me voy, a vivir la vida, con vos!

No hay comentarios:

© 2011 / 2016 » El Pendrive de Bocha » Plantilla creada por Bocha Volver arriba